jueves, junio 18, 2009

Una pésima adaptación

¿Qué va de esto


o esto


a esta basura

?

Lo que no me explico es cómo el coreógrafo que también dirigió la película la cagó de semejante manera.

Y lo dije en su momento y lo sostengo: la editaron con las patas.

36 comentarios:

Paxton Hernandez dijo...

Sobre la película:

1. ¿A dónde carajos se fueron los colores?

2. Parafraseando a un amigo. Veo gente "cantando" pero no escucho las armonías. Veo gente bailando, pero no siento las coreografías.

Yo, Vakero dijo...

A veces el chiste, mi querido Pax, es hacer bailar a las gordas.

Presupuestos gastados con glamurrr. Jaja.

Saludotes!

¡El Varol! dijo...

No sé si me esté adentrando mucho, pero ahí va mi punto de vista, como espectador.

La gracia, en Hairspray, tanto la uno, como la dos, fue la manera, en la cual se representaba a la gente "normal", rompiendo el esquema que perena sobre la sociedad juvenil de ese tiempo; la primer Hairspray, tenía a la Divine, y tenía a la otra jovencita que no recuerdo, y trataba de reflejar el simbolismo humano. [Que todos somos iguales, y la moda marca a todos iguales.]

En cuanto a la dos, a la mal vestida Travolta, y al cast en general, yo citaré a un gran crítico...

"Bodrio."

Saludos Paxton cumpleañero de la semana.

¡El Varol! dijo...

' : Así como se dice... Si los gorditos lo hacen, por qué uno no.

Duque Blanco dijo...

A mi no me gustan los musicales, pero creo que te falto poner la pelicula de John Waters. Creo que la version de Waters hace giras al musical de ¿Broadway? y por supuesto a la version de Shankman, donde esta por demas decir que el personaje de Travolta da pena ajena, si algo caracteriza a "Edna Turnblad" es su naturalidad a pesar de los pesares, y con Travolta todo es plasticidad.

Por cierto, ya se viene "hairspray 2", de la mano del mismo "director" y no se que tanto influya pero al parecer Travolta ya dijo que ni madres, que el no iba a participar (quiero pensar que por dignidad).

Paxton Hernandez dijo...

Es que la de John Waters no era "musical-musical". Mi punto iba por el lado de cómo un coreógrafo se le ocurre ¡tomar al número musical por detrás! Es como ir al teatro y ver todo desde el backstage.

Varol: excelente.

Vakero: saludos.

Joel Meza dijo...

A mí me gustó cuando la ví en el cine. Luego veo los videos para eso que dices de las nalgas.

Paxton Hernandez dijo...

A mí me molestó bastante cuando la ví en el cine, pero creo que ahora detesto la película. El otro día la pasaron en cable, y n'hombre, qué cosa más horrenda.

Espero tus comentarios de los videos.

Paxton Hernandez dijo...

Con todo respeto, ¿qué no tengo lectores gay o qué pedo?

Joel Meza dijo...

Chin, creo que somos puros heterosexuales. Qué vergüenza de blog.

Joel Meza dijo...

Ya. Paxton, creo que el problema es el mismo de los musicales de los últimos... ¿30 años? en cine: se les olvidó montar las escenas en base a coreografías. Puedo imaginar la frustración de los bailarines de la película cuando vieron el corte final. Los cineastas actuales creen que deben cortar a partes habladas y "reales" (sin baile) para que el público se la trague.
Error. Mis hijos de 4 y 2 años se avientan completita Singin' in the Rain o los números musicales de The Sound of Music, una y otra vez. Con números como este de Hairspray, creo que perderían el interés mucho antes de la mitad de la canción, con tanto corte a "lo real" y tantos close-ups a los bailarines/cantantes.

Diezmartinez dijo...

En gran medida, esto se debe a la influencia de Fosse: al no contar con grandes bailarines para sus cintas (Dulce Caridad, especialmente) la decisión de que los encuadres tengan movilidad (y no tanto el bailarín) dominó su estilo. Claro que Fosse era un cineasta (y coreógrafo) excepcional, por lo que sus cintas musicales no desmerecen al no contar con Kelly o Astaire. El montaje de Cabaret, para acabar pronto, es extraordinario, por más que Minelli o Grey no tengan el genio dancístico de un Donald O'Connor. La influencia de Fosse está, por supuesto, muy clara en Chicago.

Paxton Hernandez dijo...

Joel: ALELUYA. Hasta que alguien me entiende. Soy feliz. :)

Ernesto: De acuerdo. Pero aún el maestro Fosse sabe dónde y cuándo cortar. Estos weyes de los musicales de los últimos 20 años, como dije, las editan con las patas, pa'que no se escuche tan feo. Chicago se cuece aparte, en efecto, y me sigue pareciendo magnífica aunque el Hot Honey Rag / Finale esté más tijereado de la cuenta.

Paxton Hernandez dijo...

No encuentro mi copia de Singin' in the Rain. Ni de Sensualidad.

:(

Paxton Hernandez dijo...

Joel: Y sobre lo segundo... jajajaja.

Paxton Hernandez dijo...

Más bien lo primero era lo segundo, Joel. Ya me hice pelotas.

Joel Meza dijo...

Lo que dijo Ernesto.
Y lo peor es que seguramente estos cineastas juran que lo hacen como Fosse...
---
(Te lo juro Paxton que yo no te quería entender: fue chiripa.)

Diezmartinez dijo...

Ah, claro: Fosse sabía perfectamente dónde y cuándo cortar. Y dónde colocar la cámara. Chicago se acerca mucho a eso. "Mr. Celofan", por ejemplo, es puro Fosse en cuanto a montaje y puesta en imágenes se refiere.

Paxton Hernandez dijo...

:)

Y aún así, creo que Mr. Celophane está sobreditada, sobre todo los últimos compases.

Creo que los mejores números de Chicago, tomando en cuanto nada más el montaje, son All That Jazz, Funny Honey y Roxie. Este último número me mata con esos espejos (vía All About Eve).

Joel Meza dijo...

Espejos... me acordé de A Chorus Line. No la he vuelto a ver desde que se estrenó; ya me dio curiosidad de verla de nuevo para ver cómo lo hizo Attenborough comparado con lo que decimos aquí.... mmmm... hace algunas semanas la vi en un botadero de la gualmar del rancho al otro lado y no la compré. Shoot.

Paxton Hernandez dijo...

Los fans de hueso colorado de ese musical se cagaron en la adaptación de Attenborough.

Paxton Hernandez dijo...

Ah, y me da gusto que hayas entendido, Joel, aunque hubiera sido de chiripa. A veces creo que no me doy a entender en mis posts.

:(

Joel Meza dijo...

A mí me gustó mucho A Chorus Line, la película (la ví varias veces en el cable en su momento) y hace 20 años vi la producción chilanga en gira acá en el rancho. Fuera de algunos de los números en la obra, me gustó mucho más la película, pero no recuerdo qué tan "coreográficos" son los números en ella. Tengo la impresión, de memoria, que también abusa de los cortes "a lo real".

Paxton Hernandez dijo...

Y eso que ni hemos hablado del color.

Es notable como en el video 1 y el video 2 resaltan los atuendos de los actores, vestuario en colores chillantes. Incluso, el diseño de iluminación del video 1 es explosivo hacia el final de la canción.

El video 3, sobre ese aspecto, la verdad es patético. A la gorda protagonista le desinflan el cabello, le dan un insípido vestido de corista a-go go en blanco y negro, y el set es horrendo. ¿Será que se habrán acabado el presupuesto en los salarios de Travolta, Pfeiffer y el imbécil de Efron y ya no les alcanzó para la pintura ni para las luces?

Joel Meza dijo...

Sin haber visto la de Waters ni la obra, es algo que me pareció raro en la película. Yo esperaba algo como lo que ahora ví en los videos 1 y 2.

Taquero Narcosatánico dijo...

Entiendo tu punto, pero igual me salieron ronchas con las dos versiones. Ja.

Paxton Hernandez dijo...

Amarguetas.

Taquero Narcosatánico dijo...

No soy amargado, sólo me saco de onda. ¿Qué le pasa a toda esa gente? ¿Por qué sonríe de esa manera, baila y canta? ¿De niños comieron mucha azucar?

No te creas, jajaja.

Paxton Hernandez dijo...

jajaja

Pues será el sereno pero a mí me parece muy chingón el pasito del 3:47 del video 1. Quiero bailar así.

Axel McMarah dijo...

Muy buenas tardes Paxton.

A un punto de fé de erratas, se han visto en un punto de conversión, los remakes, las estudiadas adpataciones para musical, y un sin fín de atrocidades. Si nl o fué Lloyd en un instante, Shankman, no lo será en este otro.

John Walters, en inicios de los noventas, casi, si no mal recuerdo fue en un ochenta y algo; se remarcaba la plasticidad en un inicio de juventud sin rumbo (caso ambiguo a lo que se ve en los musicales de hoy en día). Total, fallidos los intentos de producción en los musicales recientes. No se puede ver una buena intención de estos, más que sea una "payada de candombes".

No se ve originalidad en los bailes, dicho está, en los personajes que ni por error muestran un buen número musical. Sólo buscan rebatar sonrisas huecas. Y eso, para "salvar" la película.

En fin, un triste desenlace para todo lo que trataba de lograr el cine musical. Y eso que en unos tiempos, decían que Xanadú apestaba, que darían los críticos de ese entonces, por hacer la misma apuesta en el cine contemporáneo. Lástima.

Aunque sea, en ese entonces, contaban con un Sonny Bono, una Olivia Newton John, una Ruth Brown, un Travolta estético y una "Divine"...

No que ahora, sólo tenemos ídolos plásticos, un gran número de remakes fallidos, y unos highschoolers, que repletan las pantallas, con lo bonito y lo que tiene que ser la juventud.

Pero oh benditos los de Disney, si metieron a un chaval de color, una cahavala morocha y a un guapetón gringuillo con amorío a una latina. [Punto extrapolar en mi opinión acerca del post.]

Termino diciendo...¿qué será de la juventud, que quisiera ver aparte del "So you think you can dance", y de muchas demás adaptaciones danzísticas? No hay ritmo, no hay tempo, no hay ni siquiera tramas de descanso é respirazzione...en fín, ya no hay arte en este mundo de baile, sólo bromas pesadas y cine chusco.

Ni modo. Un abrazo pues.

Axel McMarah dijo...

Y perdona, error de redacción:

"Si no lo fue Lloyd en un instante"

Paxton Hernandez dijo...

Gracias por el comentario, Axel.

Y, hombre, junto a desastres tipo Los Productores, Hairspray y Mamma Mia! (quizás el peor del grupo), Xanadú se ve como todo un clásico.

Saludos!

Joel Meza dijo...

Al menos tiene a Gene Kelly...

Paxton Hernandez dijo...

Y a la Newton-John. Yommy.

Ana A. dijo...

Pues no hay propuestas musicales buenas hoy en día, yo también les pongo a mis crios cantando bajo la lluvia y la novicia rebelde y se saben los pasos y les encanta la música, pero desafortunadamente también tienen que ver a los nuevos conceptos, a los High School Musical, para ser parte de su microsociedad estudiantil, pa' tener plática hombre y no sentirse desadaptados sociales que no tienen ni idea de lo que platican sus amigos.
Y ahora que mencionas los colores, las películas musicales estaban llenas de ellos y eran parte importante también de la cinta. Se hicieron memorables por ellos, por ejemplo, los "ponchos" amarillos canario de cantando bajo la lluvia, no habría sido lo mismo si hubiesen sido verde seco.

Joel Meza dijo...

Singin' in the... ¿mud?