viernes, mayo 01, 2009

Sabrina (1954)


6 apuntes sobre Sabrina

1. Billy Wilder siempre será el maestro hollywoodense de la pureza cinemática. Sólo él podía tomar la obra de teatro de Sam A. Taylor y concebir y plasmar un objeto tan cinematográfico como lo es Sabrina (1954, EUA). Desde el prólogo, presentando una narración con voz en off acompañada de planos fijos que establecerán la importancia que tendrá el espacio físico en la presentación y relaciones que entablan los personajes, esta cosa va a ser cualquier cosa menos teatro filmado, mucho menos el peor anticine del sobrevalorado George Cukor.

2. Sabrina se sitúa entonces como una comedia romántica plagada de momentos cinemáticos de pureza excepcional, como lo son esos planos eminentemente wellesianos preJacques Tati que deliran con esa presumida y soberbia profundidad de campo, utilizando sabiamente el recurso de frontgrounds y backgrounds, ambos perfectamente enfocados. Favor de checar las escenas dentro de la cancha de tenis techada y la escena donde Sabrina (Audrey Hepburn) y Linus Larrabee (Humphrey Bogart) están en la oficina de la Torre Larrabee en NYC, particularmente el maniático plano secuencia discreto (todavía no llegaba Joe Wright con su insufrible mamonería estilista) en donde le dan a Sabrina uno de los boletos para el crucero y ésta se aleja, dejando a un Linus empequeñecido tanto visual como moralmente.

3. ¿Qué sería del Hollywood clásico sin el cinismo y la mala leche marca Wilder? De ninguna manera se recomienda ver el blandísimo remake trabajado por Sidney Pollack y quitando a la Hepburn para poner a una igual de blanda Julia Ormond, pero sirve como ejemplo pefectamente ilustrativo de lo mucho que Hollywood ha cambiado para mal, a pesar de que el desecho del código Hays ha vuelto muchos temas supuestamente escandalosos, explícitos y vulgares.

4. Wilder es fiel a sí mismo, al encontrar el punto armónico para elaborar una sátira feroz, esta vez alrededor del clasismo. Es notable que se exprese con contundencia que el clasismo no sólo lo fomenta y perpetua la cúspide, sino la base de la pirámide social también tiene parte de la responsabilidad en la perpetuación de la inmovilidad social como reza el padre de Sabrina, Fairchild (John Williams): hay que saber a qué lugar pertenece uno.

5. Dentro del desencanto que es habitual dentro del universo Wilder, es impactante cómo los personajes acaban traicionando sus ideales debido a que las pasiones los consumen. Esto es magnificado sublimemente por el estilo actoral de Bogart quien permanece tan impávido y hermético como siempre, haciendo incluso un serio juego de adivinanza al espectador para saber qué realmente pasa por su momento.

6. Una magnífica labor de equipo fue esta película, en donde la Hepburn brillante radiante, con sensualidad inusitada y un histrionismo auténticamente exquisito: la mencionada escena de la oficina cuando descubre la verdad sobre Linus, es un modelo virtuosístico de contención actoral que cualquier actrizucha hubiera arruinado con desgañites melodrámaticos. Pero esta es Audrey Hepburn, la única, la leyenda.

>>>>>>>

Sabrina

16 comentarios:

Taquero Narcosatánico dijo...

Eh! Volvieron las criticas!

Yo he visto menos cine clásico del que quisiera. Fallo cabrón.

Paxton Hernandez dijo...

:)

Y yo también. Por eso ya me estoy poniendo al corriente, je.

Luis Luna dijo...

No la he visto, pero valdría la pena buscarla para ver a mi idolo Bogart.

Saludos Pax.

Haroldo Fajardo dijo...

Hay que posnere al corriente.. la tengo que ver... Suena bien, muy bien!

Sofía dijo...

Está muy complicado esto. Escriba más reseñas para nosotros los de la pelusa cinematográfica!

Bueno tenerlo de vuelta, mister Paxton.

marichuy dijo...

Paxton

Esta película es todo eso que mencionas; pero sobre todas las cosas, es la magnífica presencia de la inigualable Audrey Hepburn. Una cenicienta adorable.

Besos

el ojo en la cerradura dijo...

Es la Hepburns y es Wilder, la combinación perfecta. De Wilder te recomiendo Sunset Boulevard, UNA OBRA MAESTRA.
¡Saludos!

Guido dijo...

Bravo!

No sabía que te gustaba Wilder. Te recomiendo MUCHÍSIMO [si es que no lo has leído ya] el libro de Cameron ido ya] Crowe "Conversations with Wilder" que es un tesoro para todos los devotos de Dios [como le llamó Fernando Trueba en la ceremonia del Oscar]:
https://www.amazon.com/dp/0375709673?tag=cinemblend0e-20&camp=0&creative=0&linkCode=as4&creativeASIN=0375709673&adid=1N44MX1GYXHPVVMY73XR&

Ana A. dijo...

Paxton,
Cuando tuve oportunidad de ver esta película me quedé a la mitad y nunca he podido completarla (que mal). Me gustó lo poco que vi.
Ya se te extrañaba!

Paxton Hernandez dijo...

Luis Bastante efectivo el Bogart en esta. Y eso que no soy fan, jeje. Saludos.

Haroldo Ojalá le puedas dar un vistazo.

Sof Pelusa a la vista en aproximadamente 10 minutos.

Marichuy Coincido. Qué barbara la Hepburn, y también qué maravilla es ver como subvierte los estereotipos que conocemos de la "cenicienta".

Ojo en la cerradura Mmm, Sunset Blvd. la tengo bien vista, siendo la primera de Wilder que pude ver. Personalmente creo que es una de las 10 películas más perfectas que se han hecho en todo la historia del cine. Si no fuera tan ojete y tan cínica también estaría en mis favoritas personales.

Guido - Me encanta Wilder, y voy a tratar de conseguir el libro.

Ana - Deberías tratar de terminarla de ver. Si tienes cable, la han estado pasando en el Cinecanal Classics. Yo la ví en un DVD que tenía la imagen impecable.

Joel Meza dijo...

¿Nada sobre William Holden?

Paxton Hernandez dijo...

Mmm, a pesar de que Holden es uno de mis actores favoritos de todos los tiempos, ¿no te parece que aquí pilotea como en automático?

Joel Meza dijo...

No sabría, Paxton, porque no la he visto. Simplemente tenía curiosidad por saber qué opinas de Holden, también uno de mis favoritos.

Paxton Hernandez dijo...

Eso sí, lo que hizo Holden en Sunset Blvd. y en Stalag 17 me parecen obras maestras del histrionismo. Y eso que yo no voy al cine a ver actuaciones. :)

Joel Meza dijo...

(Después de leer lo que escribes de Audrey Hepburn o de Dino García) Quién lo dijiera. O quien lo digiera.

Paxton Hernandez dijo...

Jejeje