miércoles, mayo 06, 2009

7 soles (2009)


La tremebunda carroña

La tendencia parece haber sido inaugurada por la infame Al otro lado (Gustavo Loza, 2005). Elaborar exploitation movies sobre migrantes mexicanos para el solaz y esparcimiento de toda la familia, disfrazado todo desde la hipócrita posición de la "denuncia". Uy, es que hay que contar estas historias, se dice. Hay que poner el dedo en la llaga, por ahí se pregona. El punto más exitoso de esta nefasta modita la alcanzaría ese trancazo de taquilla en los dos lados de la frontera que fue La misma mierda (Patricia Riggen, 2007).

En ese tipo de cintas, la migrantxploitation movie, sólo importa la crudeza y el tremendismo con que cada situación y acción son retratadas. Poco interesa armar una película con un discurso dramático coherente. Pedirle a una migrantxploitation movie hallazgos audiovisuales, entonces, son sueños de opio.

Bajo el cobijo del canon de la migrantxploitation movie, Pedro Ultreras, experiodista ahora vuelto cineasta, presenta en 7 soles (México, 2009) una historia tan tremebunda y fatalista que muchas veces parece ser la parodia de sí misma. Los 7 soles del título se refieren a los 7 días en los que la sufrida y abnegada Ramona (Evangelino Sosa), esposa de un migrante ya radicado en Estados Unidos (el no-actor Benjamín Magaña, migrante en la vida real radicado en Chicago), y sus dos hijitos pasan todo tipo de desgracias, atravesando el desierto de Arizona.

Como marcados por la infamia por el solo hecho de querer cruzar la frontera (porque el sermoneo nunca para porque "¿Todavía crees que el futuro está del otro lado?"), la película sólo se dedica a dejar un reguero de cadáveres por el paso del desierto, fatalidades propiciadas por el ultraojete pollero interpretado por Luis Ávila y por el no menos nefasto El Negro (Gustavo Sánchez Parra interpretando una caricatura de sus gustados papelones) sólo movido a la compasión por la calentura que siente por Ramona. Este tal Negro, personaje tan incoherente y errático trabajado a imagen y semejanza de la película misma, curiosamente será el personaje que cometa la peor ojetez dentro de la cinta: ignorar la mega chinga por la que los sobrevivientes tuvieron que pasar para llegar Phoenix, para denunciarlos y liberarse del pollerío de una vez por todas. ¿No te quedó claro todavía? ¡Irse para el otro lado NO TIENE FUTURO!

7 soles es un ofensivo festín de carroña al que nada le interesa el cine, sólo escandalizar con la suma de desgracias y ojeteces acometidas en contra de sus personajes, escándalo diseñado para resonar en quién sabe chingados dónde.

>>>>>

7 soles

14 comentarios:

g. neidisch dijo...

Hm. En una ocasión, creo que cuando se hablaba de GArriaga en este blog, dije algo parecido: dramas, re-dramas, requete-dramas, es a lo que nos tienen acostumbrados (¿telenovelas?), mientras más se sufra, mejor. Misma muleta de la que se sostiene "Babel".
Por otra parte, este tipo de pelis, son usadas por mucho en forma de denuncia, pienso: a los polleros, al gobierno expulsor, a la policía de acogida, a los muros...
Le decía a un amigo de por aquí, que a veces muestras y festivales del tipo "cine de denuncia", "cine social", y hasta "cine latinoamericano indi" hacen caso omiso de la calidad de las pelis. Puedes imaginarte el super éxito de "Un Día Sin Mexicanos" por ejemplo.
Saludos!
PS - la viste en cine? en casa?

Paxton Hernandez dijo...

Sí me lo imagino y vaya que estas películas son telenovelas mal hechotas. La ví en el cine, mucho antes de la contigencia sanitaria pero no había escrito de ella hasta ahora. Saludos!

Exenio dijo...

guaj... tiempos, tiempos, tiempos...

Joel Meza dijo...

Para los ciniastas mexicanos, mientras se sufra, más mejor.

Ana A. dijo...

Paxtón,
Que flojera, ¿que no se cansan de hacer películas así?...ya chole ¿no?.
Ni pensar en verla. ¡iu!

el ojo en la cerradura dijo...

Es que este asunto para el cine mexicano, temáticamente, ya se está volviendo como lo del holocausto.
No he visto la de 7 soles, pero sí las otras que señalas, y junto a éstas, excepcionalidades como Mi vida dentro, de la Gaja, queda como una obra maestra total e insuperable.

Saludos!!

Paxton Hernandez dijo...

Exenio Tiempos nefastos, cómo no.

Joel Y del tal Teo no canta mal las rancheras, eh? Jeje.

Ana Como bien dijo mi estimado José Abril. El tema del migrante mexicano ya es para nosotros lo que para Hollywood es el Holocausto. Para llorar. Saludos.

José Abril Nunca hubiera hecho el simil pero acertaste. Y caray, después de la primera parte (Al otro lado, pero la de Natalia Almada) y la segunda (Mi vida dentro, de la Gajá), completando un díptico que sí raya en la obra maestra absoluta. ¿Qué más se puede hacer? Ciertamente estas cretinadas, pero el público ya les huye como la plaga. Saludos.

Dan Campos dijo...

Bollocks... y pensar que habia escuchado entrevista con el director que, si bien no la denotaban como una buena cinta, indicaban al menos que tendria algo bueno... My bad.

Wetbackplotation no rulea. Narcplotation, Ficheplotation o algo asi seria "mas mejor" y ad hoc para la sociedad... y si, despertaria conciencias. XD

Joel Meza dijo...

Así es, Paxton, el sufrimiento y el mensaje moralista es lo que le resta puntos a Teo. Lo mejor es todo el rollo del niño pollero, pero el final me recordó el "final alterno" pro-sistema de Los Olvidados.

Paxton Hernandez dijo...

De hecho, todo iba MÁS O MENOS BIEN hasta que [spoiler]Damián Alcazar se petatea en el desierto[/spoiler]. Too fucking much para mi gusto y de veras que ese final me dio náuseas. Pobre niño, que coincido en que fue lo mejor de esa cosa.

Paxton Hernandez dijo...

O sea el final-feliz? A mí ninguno de los dos finales de Los olvidados me gusta, jejeje.

Joel Meza dijo...

Sí, el final feliz. En la de Teo, el niño que digo es el "Shuy", el pollero que al final reivindican, pero que lo más probable es que termine justo como su "padrino", el personaje que hace (y muy bien) Joaquín Cossío (el actor mexicano del 2008).

Joel Meza dijo...

En otras palabras, la historia que me pareció mejor contada y más interesante es la subtrama del Shuy.

Paxton Hernandez dijo...

Hay otro personaje que me gustó mucho de esa película. Raúl Mendez, que también es un actorazo, y aquí sale como de hado madrino en este fallido "cuento de hadas".