domingo, marzo 22, 2009

[intermedio iii] Reseña de Radiohead en México. Concierto 1.



No podría ser de otra manera. Esperé 15 años para verlos en concierto desde que escuché por vez primera una rola de ellos (fue High and Dry en una de esas compilaciones de Now! That's What I Call Music; Creep la escucharía unos meses después) y tras década y media de ser un testigo fiel de su evolución y éxito a niveles histéricos e históricos, el concierto del domingo 15 de marzo ha sido la experiencia musical en vivo más intensa de mi vida. Ahora puedo morir tranquilo. Después de ellos, nada. El propósito, cumplido: pasármela de poca madre.

Llegué tarde (el boleto en la sección verde A indicaba que la cita era a las 8:00PM), para ver si así podía evitar al telonero invitado-de-lujo-de-Radiohead, Kraftwerk pero aún así me tocó chutarme casi 30 minutos de sopor electrónico.

Más o menos a las 8:45 Krafwerk se despidió de los asistentes. Tendríamos que esperar casi 40 minutos para que entrara Radiohead al escenario, debido al cambio de escenografía y equipos, minutos ansiosos que sin embargo se pasaron rápido. Digo, qué va de aproximadamente 1 hora a 15 años de espera.

Entonces, alrededor de las 9:35 PM las luces se apagaron y el grito de los 55 mil asistentes fue estremecedor.

Los beats electrónicos combinados con la batería de Phil Selway, anunciaban el inicio 15 steps una de mis favoritas del In Rainbows. Hice todo lo posible por aprenderme las letras del nuevo disco, desde la fecha en que compré los boletos, pero nunca se me pegó. Aún así la disfruté muchísimo.

Perdí el control al escuchar los primeros acordes de Airbag, primera canción que el Foro Sol corearía a todo pulmón. Estaba demasiado shockeado por escuchar una de mis canciones favorita de todos los tiempos, en vivo y con sus creadores, pero la ni voz ni la letra me falló para corearla. Fue tocada a un tempo más rápido que en el disco, hecho que prendió aún más los ánimos. El coreo intenso de "In a interstellar burst, I'm back to save the universe", de antología. La piel se me pone chinita al recordarlo.

Los primeros guitarrazos de There there también provocaron los gritos súper entusiasmados del respetable, y también la pude corear completa. Sonó increíble en vivo y ¡esas luces!

All I Need y entusiasmo generalizado, se nota que gran parte del público viene a la "presentación del In Raimbows", también de mis favoritas del disco y de la noche.

Nude y uno de los momentos más sublimes de la noche, la voz de Thom Yorke sin fallo, el Foro Sol en trance ante tan magnífica melodía.

Weird Fishes / The Gloaming, mmm, no de mis favoritas pero impecablemente ejecutadas. Siempre creeré que las dos debieron haber sido lados "B".

"Los pavorosos spots del IFE" (Tyler) grabados en tiempo real de la radio mexicana, se encadenaron a manera de intro con la línea del bajo para The National Anthem, otro momento de trance puro. Aunque faltó una sección de metales, para el momento de "la estampida contra el muro", je.

Faust Arp, tocada a duelo de guitarra por Johnny Greenwood y Thom Yorke. Emotivamente desgarradora.

No surprises, y el Foro Sol completito se entrega a la histeria total (yo incluido: "¡No mamen!¡NO MAMEN") y la segunda canción de la noche coreada a todo pulmón por el respetable. Recibiendo la estafeta de himno generacional por parte de Fake Plastic Trees, como antes esta última la había recibido de Creep, las letras que la generación Y y las que le siguieron hicieron propias, siguen teniendo tanta fuerza como en el momento de su estreno en radio y en los canales de videos. Otro momento para la antología personal, escrito a gritos y lágrimas.

[FIN DEL LADO "A"]

10 comentarios:

Taquero Narcosatánico dijo...

Jo, lado A. La radioheadmanía no para. Yo también me la paso hablando del concierto en todo momento, si no fuera yo mismo me diría "no mames, pinche traumado", pero pues si soy yo y todo bien.

Cómo me hubiera gustado ir a los dos conciertos, pero si me hubieran dado a legeir a cual ir nomás mostrándome el setlist, hubiera elegido al que fui.

Y ya, está quedando muy chida la reseña. Airbag, arrgh, la hubiera querido escuchar en vivo. Y Lucky!

Eddney Todd dijo...

Ooorale!!! Paxton gritando "No MAMEN!! NO Mamen!!". Eso en ninguna sala de cine hubiera podido ocurrir... Jaja, imagînate.

el ojo en la cerradura dijo...

Ni modo yo fui fan de los Kraftwerk en su momento y verlos para mi en el 2004 fue pura arqueología musical, ah! pero qué momento. Curioso, fue en el mismo festival en el que se presentaron Radiohead, el Coachella, y ellos tocaron en un escenario diferente y previo a los Kraftwerk, que tocaron en otro escenario. El espectáculo de Radiohead fue un auténtico -me choca el término pero igual vale- viaje. de los mejores conciertos que he visto. Insisto, me gustan más los radiohead melódicos que los de hoy, pero igual forman parte de mis grupos favoritos.

Saludos!!!
PD: es agradable volverte a leer auqnue sea de música. Ya hombre, acorta el sabático

adayin dijo...

Ah, There There... Ni esperaba que la tocaran, me sorprendio harto. Airbag, otra y jamas creía que tocaban No surprises. Pero creo que las luces fueron brutales en el National Anthem y en The Gloaming, casi hipnotizantes.

Jeje, que buen recuerdo. Lado B... si llore con House of Cards, y me doy cuenta que todos los que estabamos eramos re chillones... chale

Taquero Narcosatánico dijo...

Chillón levanta la mano.

Paxton Hernandez dijo...

Jajajaja, yo no chillé pero sí se me hizo un nudote en la garganta en muchos momentos...y aún así pude cantar!

:)

Guido dijo...

Que envidia :(

A ver cuando regresan a Barcelona.

[tocaron The Tourist? Siempre he creído que es su canción más underrated]

Joel Meza dijo...

Esta juventú.

Paxton Hernandez dijo...

No, no tocaron The Tourist. De mis favoritas.

:(

Aquiles Digo, antes Jordy dijo...

Ja, ya lo encontré. Excelente concierto, concuerdo contigo. Mi único problema es que no me sabía las canciones, así que sólo disfruté la música, el espectáculo y las emociones desbordantes de los asistentes. Mi amiga con la que fui era de las personas que lloraron de la emoción en cuatro ocasiones.