martes, febrero 08, 2011

Perfect Blue (1998)


1. Perfect Blue, de Satoshi Kon, se adelanta tres años al universo femenino en fuga psicotónica que David Lynch perfeccionaría a niveles maniáticos en Mulholland Dr. y que llevaría a masa crítica con Inland Empire. Ahí está todo: el desdoblamiento de personalidades, la confusión por completo mindfucking entre lo “real” y lo filmado, la correspondencia de los espacios físicos con el laberinto mental (principalmente de los deseos y las fantasías reprimidas), y una erotomanía que no puede ser consumada más que en la violencia. Vaya, hasta por ahí aparece un TVserie maldita que poco a poco se apodera de la película. Delirante. ("No more blue tomorrows")

2. Pocos retratos más brutales sobre la celebridad de la estrella y la obsesión con la fama. Ese par de neurosis gradualmente se salen de control para develarse en una psicosis, causa y fin de la pulsión homicida. Por eso resulta tan provocadora la escena de la violación: la celebridad y la fama entendida como una violenta “prostitución simbólica” (William Saints).
Obsesiva. Pequeño breviario cultural: el dibujo animado de la protagonista Mima, actúa mucho mejor que la muy cacareada Natalie Portman-Nina en El cisne negro.

3. La pulsión homicida y psicótica le da a Perfect Blue el tono de erizado y descarnado horror film. Estrenada en Japón el mismo año que la sensación mundial Ringu, de Hideo Nakata, se aleja del estilo y de los motifs del filme de fantasmas de Nakata y se acerca con audacia a los giallos de Darío Argento, aunque sí conserva un apunte inquietante: el miedo a la tecnología, que es el medio donde el Mal acecha y se materializa. Profética.

4. Perfect Blue se adelanta con eso último también a la tecnofobia de la terrorífica Pulse. El internet (que aquí es visto con deliciosa ingenuidad histórica) como el mecanismo para el acoso y la pérdida absoluta de la privacidad, inclusive la de tus pensamientos más recónditos.

>>>>>>>>>>>>>

Perfect Blue 10

5 comentarios:

kolinazo dijo...

Apuesto que ahora si te duele cabrón que se haya muerto tan prematuramente el maestro Kon el año pasado.
Gran reseña de una obra maestra, un abrazo.

Fender Stratokaster dijo...

Permíteme sólo una recomendación "en el mismo tono" De la gente que le produce a Lars Von Trier: Princess (2006)

Descarga

Contraseña: Qrosawa

Subtítulo

Salud, man!

Ale dijo...

Que buena película, muchas gracias por hablar de ella, me dio curiosidad y en cuento me la topé, la vi.

"Retrato brutal sobre la celebridad de la estrella y la obsesión con la fama", "Neurosis que sale de control para develar psicosis", "la fama entendida como una violenta “prostitución simbólica”", "tono de erizado y descarnado", "profética", "ingenua"...

Muy acertada reseña. Gracias de nuevo por mencionar esta peli en tu TL.

J Luis Rivera dijo...

Es genial!

Anónimo dijo...

HOla sabes algo de un curso de robert mckee en mexico? te dejo un mail por si te interesa mas informacion

jaimematrika@gmail.com