miércoles, agosto 12, 2009

Terminator: La salvación (2009)

Moon Bloodgood en una escena de Terminator: La salvación

EL CINE DE ACCIÓN TECNOFÓBICO

En Terminator: La salvación (Terminator Salvation, EUA, 2009), filme 4 del exvideoclipero McG (la saga de Los ángeles de Charlie 00/03 We Are Marshall 06), con base en un formidable guión sintético por John D. Brancato y Michael Ferris, el asesino condenado a la pena capital Marcus Wright (Sam Worthington sensacional) decide donar su cuerpo a una empresa de investigación biotecnológica, sólo para estar presente 15 años después, en pleno 2018, en la guerra de la resistencia humana, lidereada por el legendario John Connor (Christian Bale ascendido a pésimo actor inexpresivo), contra la autoconsciente máquina SkyNet y su imperio bélico.

El cine de acción tecnofóbico elabora con crudeza y casi sin proponérselo la perfecta metáfora para el mundo poscapitalista en que vivimos, porque se trata de un mundo devastado, sin esperanza, ni redención, ni futuro, siempre temeroso de la dependencia tecnología pero irónicamente enganchando a ella para siempre, para su supervivencia.

El cine de acción tecnofóbico despliega su puesta en escena ultraelegante, afelpada y controladísima, magistralmente a contracorriente de las tendencias dominantes dentro del cine de acción hollywoodense modelo siglo XXI, ya que se olvida de las hiperfragmentaciones y los nauseabundos movimientos de cámara de la shaky cam para mejor concentrarse en esos planos-secuencias delirantes, muy deudores del cine de Steven Spielberg y Kathryn Bigelow, en esos top shots densificantes y en finalmente y como un todo, en rescatar la importancia de establecer una gramática espacial coherente, en el extremo opuesto exacto de una nulidad mierdera como Transformers 2 (Bay, 09), según el modelo que también rescatara la cinta de animación de los estudios Disney Bolt (Howard-Williams), de fijar la vista (o la cámara) en un punto del plano, no importando lo vertiginosa que sea la acción que éste contenga, modelo iniciado en la obra maestra Vanishing Point (1971) de Sarafian y Cabrera Infante.

El cine de acción tecnofóbico recrea la enésima fábula alrededor del gran tema de la Bella y la Bestia Tecnológica, destilando la tensión sexual y la erotomanía compartida entre Marcus y la bella ruda de la resistencia Blair Williams (Moon Bloodgood reveladora) y al mismo tiempo y sin ánimos pretenciosos, reflexionar humildemente sobre la condición humana y la grandeza del corazón del hombre.

Y el cine de acción tecnofóbico, cual burla fina, se regodea en la tecnología de punta para hacer surgir la emocionante magia de los efectos especiales, en el que Hollywood sigue siendo insuperable maestro e inalcanzable por el resto de las cinematografías nacionales, ya bien entrados en el siglo XXI.

>>>>>>>>>>>>>>>>

Terminator Salvation 7

20 comentarios:

Taquero Narcosatánico dijo...

Yo me la pasé muy bien viendo esta cinta. Yo tenía las expectativas muy bajas y salí muy contento. Los planos secuencia también me recordaron a Spielberg. Ese McG no ha de ser un director, sino un laboratorio de dirección sintético que, en este caso, tomó prestado el estilo de Spielberg, Ridley Scott y el mismo Cameron. No será una obra maestra, pero para entretenimiento veraniego no está mal… sobre todo después de Transformers y Wolverine.

Duque Blanco dijo...

A mi me agrado la pelicula,sabia que toda la bola de mamones que la criticaron nomas era por chingar la borrega. Estoy de acuaerdo con el taquero, no sera una obra maestra, pero si esta bastante decente. Fue como un trago de agua fresca, despues de haber sido humillado con aquella basura monumental llamada "terminator 3:rise of the machines".

Saludos.

adayin dijo...

Sumamente entretenida y hasta bien emocionante. Y cierto, me cae el veinte que su plano del helicoptero esta muy influenciado por el plano de War of the Worlds.

El Duende Callejero dijo...

Apocalypse Now! Master... Sólo faltó Wagner...

el ojo en la cerradura dijo...

Comparado con Transformers ésta sí es una obra maestra, creo. Mientras el arrogante de Bay se engolosina viendo a sus carritos chocones transformistas hacer berrinche vía ordenador de forma abrumadora, McG por lo menos manifiesta cierta planificación cinematográfica en el sentido clásico: hay más ojo detrás de una cámara que dedos en un teclado.
Saludos!

El Duende Callejero dijo...

¿Por qué todos insisten en que hay una película llamada Transformers 2? Digo, fue algo así como una conspiración, un compló de verdad ¿Verdad? Hicieron posters, pusieron ese nombre en marquesinas, se hicieron hasta reseñas.. Pero la realidad es que: no existe una película llamada Transformers. G.I. Joe sí, pero... ¿Transformers? ¿En serio? ¡No existe! Es un caso de histeria colectiva... Lo sé, lo sé... Son carritos que se transforman en robots... Eran juguetes que se rompían muy fácil y que casi nunca podían pararse ¿Película de eso? ¡Nombre!

Dan Campos dijo...

Si bien, como dice Taquero, al salir sali bastante satisfecho, debo confesar que al desglozarla la vi increiblemente deficiente. No podía explicarme ni a mi mismo porque me había gustado.

Que dira del cine de verano de este año (con la honrosa excepcion de Star Trek) que ésta es una de sus mejores cintas... y es deficiente.

Mas comentarios al respecto, eventualmente, cuando pueda editar y dar la cara para desglozarla, en su blog de confianza. Y si, es autopublicidad descarada. XD

¡Saludos, bro!

Tyler dijo...

A mi también me divirtió bastante. Estoy de acuerdo con el Taquero.

Saludos

Joel Meza dijo...

De McG sólo había visto Los Angeles de Charlie, que me hizo reir pero ya olvidé completamente. Por lo pronto me pareció un director muy efectivo para el tipo de película que entregó, y que a pesar de la seriedad con que aborda la historia y de la que se han quejado varios, no deja de ser una película de entretenimiento sin mayores pretensiones que revivir y continuar la serie. Yo sí quiero ver la siguiente.

El Duende Callejero dijo...

Joel... Pero la seriedad tiene justificación: el hermano Nolan tuvo de paciente al guión de esta película.

Así que...

hugo dijo...

chin, pero ire a verla?

mi comentario tonto de la tecnologia es que todo me sabe igual, no es real, para que me ocupo? las emociones, eso es real. mmm

han mejorado tanto los comentarios que da miedo comentar. saludos

Joel Meza dijo...

Pos entonces que para la nueva de Batman tiren al otro Nolan y contraten al McG, Duende. Chance y se dejen de jaladas y hasta deja de llamarse The Gentleman of the Night y vuelve a llamarse El Hombre Murciélago.

Hugo, pos a'i 'tá el artículo de hoy de Diezmartínez, pura emoción.

El Duende Callejero dijo...

Apoyo esa moción. Hagamos un ridículo... perdón, juntemos firmas en la red. Fuera Nolan, adentro McG de la nueva de Batman.

El Duende Callejero dijo...

Imaginemos: el Ledger sería puesto por CGI... Habría más Guasón... Sí, apoyo la moción.

Joel Meza dijo...

Y Cameron Díaz para esposa de John Connor, para que sacuda el trasero hacia la cámara a la menor provocación (podría ser su código secreto para avisar cuando viene un termineiror). ¿Dónde firmo?

Joel Meza dijo...

Perdón, película equivocada. Cameron Díaz para Batichica, pero todo lo demás queda igual, excepto que el código secreto es para cuando se acerca el guasón.

Duque Blanco dijo...

Cameron Diaz tiene trasero? LOL

Hahaha Heath Ledger en CGI

Hablando de disparates, el otro dia me llego el chisme quesque para la proxima pelicula de los robots que se transforman en carros y en otras cosas, se pretendia contratar a Un tal Nolan, no se a cual de los dos, aun asi no creo que Michael "shitty" Bay vaya a soltar sus juguetitos... a menos que vayan a hcer un reboot . como esos que estan de moda y reconstruyan todo lo que el terremoto Bay derribo.

El Duende Callejero dijo...

No, lo siento Joel, pero Batichica será la Hanna Montana...

Sender Eleven dijo...

Sam Worthington actorazo.

Christian Bale decepcionante.

Moon Bloodgood demasiado sexi te la robo...

Sender Eleven dijo...

PD:
La mejor de la Serie... hasta que lo echan a perder al final y se atreven a hacer un transplante de corazon al aire libre.